viernes, 13 de octubre de 2006

Recado

Verónica Rubio
Para Mª José que últimamente nos racanea su don.

No hay excusas, poeta.
Demasiados días sin escribirnos, sin escribirte, algo así como 16 (dieciséis) blancos días sin tu nota, sin tu color.
Alguién lo llamará crueldad.

3 comentarios:

Scheherazade dijo...

Ya veo que no soy la única que extraña cada día leer a Hilda...

Indigo dijo...

Scheherazad, extraño mucho a Hilda, se lo he escrito en su blog y también en el mío, le dediqué un post el día 10/10: Todos los laberintos tienen salida. En este nuevo post le escribo a Mª José, una amiga con la que convivo en el trabajo, que escribe poesías lindas, pero últimamente se excusa diciendo aquello de no tengo tiempo. Ayer le mandé esta postal y como me gustó la colgué aquí. Un beso, te leo y me gustas.

Scheherazade dijo...

Al fin y al cabo es lo mismo, extrañar. Aishhh...

A mi también me encanta leerte encontré a los demás por ti...