lunes, 23 de octubre de 2006

Ases

Copa. Lidoska Guietti
ALONSO BICAMPEÓN: ¡enhorabuena!
Cuentan los griegos que Aristóteles debía designar un sucesor para su escuela. La elección era entre Menedemo de Rodas y Teofasto de Lesbos. El filósofo deliberó largo tiempo, pidió que le sirvieran vino de ambas islas, bebió a sorbos de los dos y le dio la palma al de Lesbos porque tenía más cuerpo.

3 comentarios:

Cerillo dijo...

Los filósofos y más Aristóteles siempre tienen la razón.

La hormiguita dijo...

Interesante anécdota.
Saludos

Scheherazade dijo...

Creía que esto seria mas del tipo, cuadrigas, Ben Hur contra el tribuno romano.