lunes, 15 de enero de 2007

Mala nota

Alessandra Scandella

Tengo la elegancia de no pretender ser sublime sin interrupción.

Y para demostrarlo, nada mejor que volver a casa cansada, con horas de trabajo por delante y con un suspenso. Y con otro parcial amenazante midiéndome sin tregua.

Querer nunca ha sido poder, pero si no se parte de ahí, nada hay que hacer.

Manuel Alcántara

4 comentarios:

Máximo Ballester dijo...

A esa hora en que suele perderse el "glamour".

Si, si no hay algo motor para poder como dice Alcantara nada hay que hacer.

Podemos pensar que toda accion es un error pero si no hacemos nada es otro error, creo yo, mucho peor.

Un abrazo.

la homiguita lucida dijo...

asi es XD

Edanmir dijo...

Es de agradecer ese tipo de elegancia. Gracias.

churra dijo...

Por algun lado hay que empezar.
Queriendo empezar por algun lado por ejemplo .
besos