martes, 29 de mayo de 2007

Fragilidades



Todo es efímero: el que sugiere un elogio, como el mismo objeto que lo inspira.

Meditaciones. Marco Aurelio

7 comentarios:

Edanmir dijo...

Es lo que hace especial un elogio, que se queda alrededor de ese momento.Salu2.

churra dijo...

A dios gracias es efimero , sino ambos serian insoportables .
Besos

Toy folloso dijo...

No todo es efímero.
Por ejemplo mi tradicional mala suerte con la primitiva.
Jamás sacan unos números ni lejanamente parecidos a los que pongo yo.
Y no me va a hacer nada de gracia que me toque con noventa y tantos tacos. ¿En qué iba a gastar el dinero entonces?

mandarina azul dijo...

¿Alguna vez elogió Marco Aurelio?

Scheherazade dijo...

Pues yo voy a ver la botella medio llena y por eso un reproche también es efímero.

Mil y un besos...

peregrina dijo...

Llevo un anillo en mi dedo mayor, adentro reza ; Esto también pasará
Saludos.

Arcángel Mirón dijo...

Creo lo contrario: todo es duradero. Quien sugiere un elogio y quien lo inspira, dejan algo en el mundo. Aunque luego se olvide.
Ya lo dejaron. Fue creado. Fue cierto.

Un abrazo.

:)