lunes, 21 de mayo de 2007

Abanico de posibilidades


No todos los obsequios lo son.

Algunos son excusas o coartadas.

Otros, anticipación de disculpas o invitación al silencio.

Me has regalado un abanico, primoroso y único, pintado a mano, coqueto y exquisito...

Pero el aire lo quieres para ti.


9 comentarios:

Viuda de Tantamount dijo...

Capitana...me ha encantado tu post de hoy.

De lo mas sugerente que he leido en los ultimos tiempos....

Dile a tu capitan que lo disfrute junto con el aire.

Un beso,
Hilda

Edanmir dijo...

Puedes aprender el lenguaje de los abanicos y volverlo loco con todas esas piruetas. Salu2.

Scheherazade dijo...

Otra gran posibilidad es llevarte tu su aroma...

Ultimamente me tienes fascinada con tus nuevas pasiones...Aishhh...

lagrimas de mar dijo...

No se puede querer el aire de otra persona. Hay que dejar respirar...
para no ahogar...

Las lagrimas son agua y van al mar

churra dijo...

Obsequio interesado?
Me ha gustado muchisimo . Besos

Peggy dijo...

cuidese usted de los malos aires incluso los abanicos regalados los provocan :)

maximo ballester dijo...

Me ha dado risa. Nosé si debía. Pero está muy bueno.

Un abrazo.

Gwynette dijo...

Estoy de acuerdo con la viuda: es un post muy bello..y la imágen me ha encantado !

Dile que no sea egoista que cuando uno hace un regalo, ya no es propietario ni del aire- siempre tendrás la brisa marina, capitana-

Cariños de alcachofa

glauka dijo...

Muy bueno sí señor!!!
Es cierto lo de los regalos, se nota a veces el afán de protagonismo del regalante, o lo que quiere obtener a cambio ... sin duda, prefiero que me regalen aire, a ser posible, compartido ;)