martes, 8 de mayo de 2007

Gazapos y desatinos (XXIV)

Caníbal. Vasily Vereschchagin

En Suráfrica se practica un tipo de caza a la que llaman enlatada, consistente en matar animales salvajes criados en cautividad a los que se suelta en un entorno cerrado del que no pueden escapar.

Para que los touroperadores cinegéticos puedan garantizar los trofeos, a veces las presas son previamente drogadas o sedadas.

Toda una industria macabra prospera dedicándose al cruce de especies genéticamente modificadas para conseguir animales con los rasgos deseados por los verdugos: hasta 81.000 euros puede llegar a reportar un león o un tigre blancos.


6 comentarios:

Gwynette dijo...

Es espantoso ! Creo que fué en una de estas cacerías donde al Jezulín -o a su mujer- les atacó un animal cutivo..ni te digo lo que me sugiere !

Saludos de alcachofa

Edanmir dijo...

Y luego les extraña que los buitres ataquen a presas vivas...Salu2.

churra dijo...

Esto si que es un desatino, terrible realmente .
Un beso

Toy folloso dijo...

Apenas queda por aquí caza menor que no proceda de granja.
De encontrar un faisán que haya sido liberado el mismo dia, es posible cazarlo con las manos, luego de correr un rato detrás suyo; en cautividad no han podido desarrollar su capacidad de volar y apenas la de andar. Por ello, entre los depredadores nocturnos y algún cazador desalmado, al dia siguiente a la suelta no creo que queden con vida ni un veinte por ciento de estos animales, que por no tener, no tienen ni valor gastronómico, pues hasta que no llevan un tiempo aclimatados, su carne unicamente sabe a pienso.

kiantei dijo...

Macabro, tú lo has dicho.
Un gusto pasar por tu espacio.
Hasta la vista mi Capitán.

Un beso y mi invitación

glauka dijo...

Terrible.
Trabajé años ha con un señor de esos que van a NY a comprar su vestuario y que tienen el chalé lleno de leones, elefantes y hasta jirafas fruto de "enlatadas". Y orgulloso el tío.
Asco de gente por diossssssss