viernes, 8 de junio de 2007

El espejo


La mirada del Juez ha de resistir su propio reflejo en el espejo de la moral.
Solo las soluciones legales morales nos muestran el verdadero tesoro de la Justicia, la belleza de su verdadera imagen.


3 comentarios:

María Dubón dijo...

No puedo estar más de acuerdo con esta opinión. A veces, al enterarme de ciertas sentencias que se han dictado, me planteo: qué clase de persona es un juez que realiza consideraciones tales como que después de asestar 85 puñaladas a su víctima, el asesino no obró con ensañamiento o que la mujer minusválida, violada tras ser arrancada de su silla de ruedas, no opuso suficiente resistencia…

Un cordial saludo.

churra dijo...

En desacuerdo.Ni el Juez debe mirarse en el espejo mientras juzga igual que un medico no puede mirarse mientras opera , sea quien sea , profesionalidad .
De moralinas estamos todos sobrados , La ley y puntopelotas , si luego no te puedes mirar en el espejo no seas juez .
De tanta moralina llegan luego estos polvos .
Uysssss......que me pierdo.
Besos

francisco aranguren dijo...

Moral y moralina. Es verdad que la moralina, la cantinela moral, suena mal y carga. La justicia es una abstracción y como tal, irrealizable. S{olo es posible -decía un maestro- lo justo, en cada caso concreto que se resuelve. A esto aspira el jurista. Esto es lo real y posible. En cambio, en nombre de la justicia (como ideal, cosa de ideólogos, de políticos) se han cometido muchas injusticias concretas, con personas reales que han sido injustamente tratadas. Saludos, Indigo.