miércoles, 1 de julio de 2009

Crisis


Es hora de recuperar nuestros valores humanos. El egoísmo y el egocentrismo no conducen a la felicidad; todo lo contrario, terminan por convertirnos en esclavos del miedo y del malestar. Esta crisis es una oportunidad para que reconozcamos que el crecimiento económico se está sustentando gracias al malestar de la sociedad. Nuestro dinero ha de reorientarse a saciar nuestras verdaderas necesidades y a potenciar nuestra verdadera humanidad. La revolución siempre comienza con el cambio mayoritario de la conciencia individual, que es lo único que posibilita una transformación real del sistema.

Antonio Argandoña. El País Negocios 28-12-08

2 comentarios:

Arcángel Mirón dijo...

A ver si lo entienden de una vez.

Cerillo dijo...

Seguro que no será facil