miércoles, 27 de noviembre de 2019

Añoranza

Manuel Gandullo Nievas

La vida continuaba estimulándome, pero no eróticamente como antes. Antaño veía el mar y quería hacer el amor con él. Ahora ya no lo veía. Sobre todo lo recordaba.


Otra vida por vivir. Theodor Kallifatides

1 comentario:

Emilio Manuel dijo...

Es normal, uno va cumpliendo años.

Saludos