jueves, 26 de octubre de 2006

Detalles

Homer

Hay que volverse uno con los detalles, en el odio y en el amor; ellos tienen que convertirse en una prolongación de nuestro cuerpo. Acariciad los detalles, dice Navokov. No dice que los sacudamos o golpeemos de aquí para allá. Acariciadlos, rozadlos tiernamente.

El gozo de escribir. Natalie Goldberg

4 comentarios:

Scheherazade dijo...

(convertirse en una prolongación de nuestro cuerpo)

Convertirle...que mejor detalle

el mono azul dijo...

Sin el detalle, nis las caricias, ni los besos.

Cerillo dijo...

El gusto por el detalle es un placer

Gwynette dijo...

he leido el libro..es una delicia !
Saluditos..volveré ! :-)