domingo, 8 de marzo de 2015

Mañana


Janel Bragg

Que la vida va en serio, es ya una realidad, terminaron los ensayos y las pruebas. Nos quedamos solos con lo nuestro y con lo puesto. Es tiempo de mirar de cerca, atentamente y sin disimulo.



No me preocupaba otra cosa más lejana que el día siguiente. Estaba demasiado ocupada preparando confituras, guardando el heno, terminando los deberes, jugando con los perros, amasando, podando los rosales, acariciando a mi gato, curando quesos, rezando al Señor, cocinando, dando de comer a las gallinas, recogiendo tomates, esquilando ovejas o soñando con chicos.

La cocinera de Himmler, 2015. Franz-Olivier Giesbert


No hay comentarios: