martes, 15 de agosto de 2006

El hombre que plantaba árboles


Los artistas Monserrat Cuesta y Sergi Ramirez se inspiraron en el libro al realizar esta escultura de arena con la que ganaron el primer premio en Maspalomas 2001.
Galicia arde en manos de desaprensivos, de gente sin alma que cree que la tierra le pertenece.

Elzéard Bouffier, el pastor imaginario que Jean Giono crea en El hombre que plantaba árboles, convierte un erial en un jardín por puro amor a los árboles, a la tierra, a la naturaleza. Es un precioso relato del que podemos extraer distintas savias; el libro nos hace protagonistas: el buen hacer de cada uno de nosotros por pequeño que sea, día a día, paso a paso, dará frutos.

No hay comentarios: