domingo, 27 de agosto de 2006

Vino a leer

Vino a leer. Dos o tres libros
hay abiertos; de historia y poesía.
Más apenas leyó diez minutos
y los dejó. Dormitando está
en el canapé. Pertenece enteramente a los libros-
pero tiene veintitrés años y es muy hermoso;
y hoy, al mediodía, ha pasado el amor
por su carne maravillosa, por sus labios.
Por su carne, que es toda hermosura
por él ha pasado el ardor voluptuoso;
sin ridículo pudor por la forma del placer...

C.P. Cavafis

No hay comentarios: