domingo, 31 de marzo de 2019

Tu mirada es el paisaje (CXIX)

Didier-Lourenço

tiendo desde mi esquina
la serpentina de una mirada

perspectiva callejera (Poemas simplistas). Antonio Hidalgo

viernes, 29 de marzo de 2019

El tiempo todo lo toca


El tiempo todo lo toca.

Lo más cierto de este mundo es que el mundo es incierto, por lo que toda buena idea está condenada a dejar de serlo. La libertad en aforismos. Jorge Wagensberg
El tiempo no deja nunca de pasar. No conoce la piedad. Atlas de geografía humana. Almudena Grandes
 
Los filósofos han buscado con gran ahínco algo que no esté sometido al imperio del tiempo. Historia de la filosofía. Bertrand Russell

lunes, 25 de marzo de 2019

Mi lectomundo

  1. Me gusta llevar un libro en el bolso.
  2. Leo casi siempre en libros de papel, revistas, periódicos, etc; en pantallas, leo poco.
  3. Nunca uno solo, siempre llevo más de uno a la vez,  turnándolos según el momento del día, el ánimo, el lugar en el que lea, etc.
  4. Adoro los separadores, incluso los hago, pero prefiero una foto, una postal o cualquier cosa que señale por donde voy...
  5. Las notas las tomo señalando con cinta adhesiva de color (las que veis aquí las trajo mi amiga Femi de N. York hace años, cuando aquí aún no conocíamos los whasi tape). Así, me pongo fácil encontrar el párrafo exacto que quiero reproducir o volver a leer, por ejemplo.
  6. Leo en silencio, aunque puedo leer en cualquier lugar.
  7. Leo, releo y soy Leo.
  8. De vez en cuando visito la biblioteca de mi pueblo y me voy derecha a la sección de poesía... casi siempre estreno libros que no he comprado yo.
  9. Podría vivir sin libros...
  10. ... pero no sin leer.
En El lector común, Virginia Woolf escribe acerca de "todas esas habitaciones, demasiado humildes para llamar bibliotecas, aunque llenas de libros, donde personas particulares realizan el acto de leer". El lector común, dice, "difiere del crítico y el erudito. Es menos culto, y la naturaleza no lo ha dotado con tanta generosidad. Lee por su propio placer en lugar de hacerlo para trasmitir conocimientos o corregir las opiniones de los demás. Sobre todo, lo guía el instinto de crear por sí mismo algún tipo de todo a partir de cualquier cosilla que encuentre".

jueves, 21 de marzo de 2019

Tu mirada es el paisaje (CXVIII)

Madre e hijo. Ellen de Meijer

Nada es más difícil que aprender a mirar a alguien, a ser mirado de cerca por otro.

Plenilunio. Antonio Muñoz Molina

domingo, 17 de marzo de 2019

Los muchos nombres del odio

Uno de mis libros favoritos es  El primer siglo después de Béatrice, de Amin Maalouf. Lo he releído más de una vez y siempre encuentro consuelo en él; además, amo este libro como ejemplar, como objeto, ya que me fue regalado hace muchos años (se publicó en 1992) por una querida amiga librera; fue su último regalo, murió de cáncer unos meses después.

Es un libro que cuenta la historia de amor que alimenta a una pareja y a su hija, con un enfoque que ahora podríamos llamar igualitario: es el padre el que desea la experiencia de la paternidad y se vuelca en ella con gran placer y gozo, mientras la madre pone por delante su profesión. 

Es un libro que canta también el valor de la verdadera y profunda amistad.

Y es también un libro que plantea un conflicto mundial espeluznante, una trama que acabaría con las mujeres por la expansión y fomento de una cultura basada en el predominio del género masculino sobre el género femenino... cómo la opinión mundial va sucumbiendo a esta aberración, pone los pelos de punta...

Pienso en este argumento muchas veces, cuando observo a mi alrededor cómo se manipula el concepto de feminismo y me entristece comprobar diariamente que no caminamos hacia la igualdad, sino hacia la diferencia irritante... no puedo evitar preguntarme quién gana con tanta exasperación. Yo no.

Dino Valls es el autor de esta obra. También la imagen de la portada del libro es suya.


El odio no se llama odio más que cuando lo vemos en los demás; el que está en nosotros lleva mil nombres diferentes.

El primer siglo después de Béatrice. Amin Maalouf

viernes, 15 de marzo de 2019

Libros para mirar bien


Los libros nos hacen mirar donde no habíamos mirado antes.

miércoles, 13 de marzo de 2019

Un gorrión descarado viene a visitarme

Sibila. Diego Velázquez
Mirado fijamente, poro a poro,
el hombre no da miedo. Da risa.
Y ver la poesía letra a letra, mirarla desde lejos,
da miedo. Y da pereza.
Hay que tener valor para subir su cuesta,
su calvario,
acercarse un poco nada más a su cornisa
y arrojarse desde allí con las alas dispersas
como las llevaría un gorrión recién herido.

Letra a letra. María Dolores Almeida

Amo los gorriones descarados, los atrevidos que son capaces de entrar en tu cocina en busca de la miga de pan a la que echaron el ojo desde la ventana... son adorables.




sábado, 9 de marzo de 2019

Me conformo con poco

Me conformo con solo un pequeño exceso.


Carl van Vechten


jueves, 7 de marzo de 2019

Anoche se suicidó una estrella

 Joan Miró

un amor sin fortuna.

quizá un desfalco
en la contaduría del firmamento.
¿la constatación de infame
deslealtad conyugal?

no lo sé.
pero,
en alta mar,
anoche,
se suicidó una estrella...


el bólido (Poemas simplistas). Antonio Hidalgo

domingo, 3 de marzo de 2019

Rendición

 Isabel Muñoz

-Cuánto me alegro... -llegué a escuchar antes de dejar de oír nada, de saber nada, sus manos desmenuzando mi razón, sus labios bebiéndose mi conciencia, su lengua colonizando la inmensa cavidad que era mi cuerpo, sus sentidos absorbiendo los míos hasta que no quedó nada en mí que fuera yo, excepto el impulso que había decretado esa implacable rendición masiva,


Atlas de geografía humana. Almudena Grandes

viernes, 1 de marzo de 2019

Tu mirada es el paisaje (CXVII)

Verano azul. Anna Bocek

La luz hierve debajo de mis párpados.


Antonio Gamoneda