viernes, 18 de septiembre de 2020

Cartas iban y venían


Cuando parecía que ya lo habíamos visto todo, llegó el otoño y nos recordó que el género epistolar existe. He aquí que, cuando más sumergidos estábamos en tecnologías de la comunicación ágiles e instantáneas, llegó la presidencia del gobierno y, sabia y oportuna donde las haya, nos hizo caer en la cuenta de que nada más elegante que el género epistolar para ofrecer servicios y respeto a una dama. Y la destinataria, también como era de esperar y como corresponde a una auténtica señora, se pavonea y hace de rogar, no vaya a ser que parezca escandalosamente fácil y deseosa.

Lo más triste del affaire es que al tiempo que los pretendientes y sus correspondientes cortes, se halagan con esos falsos y públicos billetes, mientras ellos pajean y poco más, el grano de la pandemia, ese grano al que no van, macera y engorda. Y la tramoya también.

Saludos desde la selva.

No es posible. Libro collage. Inma Díaz

La realidad final
se burla de nosotros.

La realidad final. Alejandro Duque Amusco

miércoles, 16 de septiembre de 2020

Envejecer es difícil

 

Envejecer es difícil, sin embargo hoy Jaume Plensa ha sido entrevistado en EL OJO CRÍTICO, y ha declarado que está contento con su llegada a la tercera edad, y creo que lo decía con sinceridad, con entusiasmo casi... me siento así yo también, me gusta este momento que me acerca a la vejez, aunque quisiera permanecer así mucho tiempo, como siempre desde que tengo uso de razón, por otra parte. No cambiamos tanto.

Jaume Plensa

viernes, 11 de septiembre de 2020

Striptease


¡Dejadme pintar de azul
el mar de todos los atlas!

Mientras, salúdame tú,
centrando al alba el agua,
pájaro en una palmera
que mire al mar de Bengala.

(A Tagore. Rafael Alberti)





domingo, 6 de septiembre de 2020

Dejándola morir


Eso decía esta mañana una radioyente que se estaba haciendo con la enseñanza pública: dejándola morir. Y es cierto, porque si lo más crudo de la pandemia sorprendió a docentes y discentes desprevenidos, desde marzo hasta ahora no se ha hecho nada para garantizar una enseñanza segura, nada. La diferencia entre este principio de curso y todos los anteriores no es la incertidumbre, sino la certeza de que el sistema educativo no aguantará. Sé de lo que hablo, he sido profesora de secundaria durante los últimos treinta y siete años. Ya era desastroso el mantenimiento de clases de infantil con veinticinco alumnos, o de bachillerato con treinta y nueve, o de formación profesional básica sin talleres adecuados para las prácticas propias de la especialidad... Y esto no ha cambiado, continúa así.

La prueba del abandono de la enseñanza está precisamente en que ahora, con covid y con el curso académico comenzado, las autoridades educativas hablan en futuro: "haremos, conseguiremos, implementaremos..." Como siempre, más de lo mismo. Es duro pero es real.

Peligra lo público, no sólo la enseñanza, también la cultura, el arte, etc., el patrimonio común se deja morir. La ciudadanía vive confundida  con tantísimas ocurrencias vanas y contradictorias de unos gobernantes mentirosos que ofrecen espuertas de propaganda y migajas de atención a una población empobrecida, asustada y explotada. Y engañada. Si al menos nos dijeran la verdad!

Saludos desde la selva.

                                                                              
Conectados. Marsha Krygier

Si tu plan es para un año, siembra arroz;
si es para diez años, planta árboles;
si es para cien años, educa niños.

Confucio
Ahí radica el verdadero problema: la clase política no piensa a cien años, y seguramente tampoco a diez.

jueves, 3 de septiembre de 2020

Como quien rastrea un bosque

Como un bosque antiguo. Inma Díaz

Tu piel en mi piel. Como quien recorre un mapa en busca de las mejores vistas. No sé si estarías tanteando el lugar para quedarte a dormir. O a vivir. Explorándome centímetro a centímetro como quien rastrea un bosque nuevo. Como quien descubre un tesoro y lo hace en silencio.

Sin ruta. Piel de letra. Laura Escanes

Apuntes sobre el beso. Alicia Martín