martes, 10 de diciembre de 2019

Llegó el amor

Trascurría así la vida tranquila en aquella casa pero cierto día apareció un desconocido y se quedó a vivir allí. Era alto y hermoso, bueno e inteligente y la muchacha desde un principio le admiró. A veces él le apretaba la mano y su mirada ahondaba misteriosamente en sus ojos azules. Desde que él había llegado todo se hacía más claro, más noble, sumía a la mente en cierta intranquilidad pero también en una inefable tibieza al corazón. Volaban los días...

El secreto. Juan Eduardo Zúñiga

domingo, 8 de diciembre de 2019

Ética y estética

La ética es la estética del pensamiento.


Jorge Wagensberg

sábado, 7 de diciembre de 2019

Planes

Recomiendo a esta tierna autora y su precioso libro. 

jueves, 5 de diciembre de 2019

Álamos y cuántos álamos

Invierno en Andalucía. (Bosque de álamos con rebaño en Alcalá de Guadaira. Emilio Sánchez-Perrier

Una de mis cuadros favoritos, perteneciente al Museo Carmen Thyssen de Málaga, colección permanente. Siempre me emociona.
Ya puse por aquí esta imagen en 2012, para el poema de Juan Gelman, Árboles... y es que los árboles son seres especiales, únicos.

Álamos, y cuántos álamos
se suicidan por tu culpa,
rompiendo cristales verdes
de tu verde, verde urna.


Romance del Júcar. Gerardo Diego

martes, 3 de diciembre de 2019

Encrucijada

A lo largo de los cruces de tu camino te encuentras con otras vidas: conocerlas o no conocerlas, vivirlas a fondo o dejarlas correr es asunto que sólo depende de la elección que efectúas en un instante. Aunque no lo sepas, en pasar de largo o desviarte a menudo está en juego tu existencia, y la de quien está a tu lado.


Donde el corazón te lleve. Susanna Tamaro

domingo, 1 de diciembre de 2019

Tu mirada es el paisaje ( CXXXII)


Malcolm Liepke

Cualquier mirada puede ser la de un inocente o la de un culpable, pensaba, acordándose de las miradas serenas y francas que había en cada una de las fotos del cartel de los terroristas más buscados.

Plenilunio. Antonio Muñoz Molina

viernes, 29 de noviembre de 2019

De pòlítica NOTA

George Cooke

Existe una sociedad política para la causa de las acciones nobles, no para la mera camaradería.
De política. Aristóteles

miércoles, 27 de noviembre de 2019

Añoranza

Manuel Gandullo Nievas

La vida continuaba estimulándome, pero no eróticamente como antes. Antaño veía el mar y quería hacer el amor con él. Ahora ya no lo veía. Sobre todo lo recordaba.


Otra vida por vivir. Theodor Kallifatides

lunes, 25 de noviembre de 2019

Haciendo la compra

Con su falda se tapa la rodilla,
para no ser vista
por ese jabalí mal herido.
Se esconde bajo una camisa
de su hermano mayor,
para no ser observada
por esa rata que se cree una gacela.
No se pinta la cara,
ni se pone perfume.
Con los ojos arrastra
el suelo de camino a hacer...
la compra.

La criada (Tormenta de especias). Lamiae el Amrani

domingo, 24 de noviembre de 2019

De reformas

El corazón se va. Jorge Berlato

Tu corazón, cerrado por reformas,
vagando va en la música
sin querer contestarme...

Luis García Montero

jueves, 10 de octubre de 2019

Oradores

El discurso fúnebre de Pericles

Aquí los oradores.
Cuando al fin enronquecen hacen gárgaras
con las palabras que les sobran
(pocas)
y recomienzan la función:
  y señores maradas
  esperar de mí un discurso
  jos mío respetable
  cionado
  funto como yo oso
  Colón


Oradores (El gran zoo). Nicolás Guillén

lunes, 7 de octubre de 2019

Quisiera ser pintor

Caspar David Friedrichen su estudio. Friedrich Kersting

Quisiera ser pintor para pintarte.


Quisiera ser pintor. Gerardo Diego

sábado, 5 de octubre de 2019

Sueño vacante

Cuando se realiza un sueño se produce una vacante en el territorio del deseo. Muchos no saben cómo tapar ese agujero y acaban instalándose ellos mismos en él.


Mundo. Juan José Millás

jueves, 3 de octubre de 2019

Más rápido que de costumbre

Con el turbante rosa, la blusa beige y las zapatillas, esta Mona era mucho más excitante que la bella, diáfana y estilizada Joyce. La casa estaba medio cerrada, en penumbra y fresca, y Cyril sintió latir su corazón más rápido que de costumbre. Pero no era la aceleración de un rato antes, no era el ritmo de la fatiga, sino otro, muy conocido, y que creía olvidado.

A mitad del recorrido. Francoise Sagan

martes, 1 de octubre de 2019

Niños pobres

Muchos niños que no encajan en las fotografías coloristas de la publicidad, pagan el disparate de nuestra primera opulenta sociedad.


domingo, 29 de septiembre de 2019

Tu mirada es el paisaje (CXXXI)

Verano. Alex Katz

Caminaba con esfuerzo, con el libro amarillo bajo el brazo y la toalla sobre el hombro, el rostro deshecho por el sudor y la ansiedad. Tanto que mi padre, al que se le había puesto rápido al corriente de todo y lo seguía con ojos cargados de piedad, murmuró en voz baja: "Pavràz...".

Las gafas de oro. Giorgio Bassani

domingo, 15 de septiembre de 2019

Hogar dulce hogar

Qué fácil es escribir la palabra hogar cuando no has tenido que dejar tu tierra para comer.


jueves, 12 de septiembre de 2019

Tu mirada es el paisaje (CXXX)

Simon Gluecklich

Sin haber sido tampoco exactamente una belleza, Antonia, en cambio, parece casi una actriz de cine mudo en las pocas fotos que he visto de ella. Morena, menuda, delicada, mira a la cámara con los ojos muy abiertos, improvisando un instante de desconcierto, siempre idéntico. Se atrevía a llevar el pelo suelto, una melena oscura, rizada, sujeta a la altura de las sienes con un arsenal de horquillas y peinas de colores, como las gitanas, y abusaba metódicamente de la bisutería. Las sortijas se agolpan en sus dedos de dos en dos, hasta tres a veces, en las fotos que captaron sus manos, y la piel de su escote, siempre descubierto, apenas asoma entre una maraña de collares de cuentas, con dijes y colgantes extraños, sudamericanos quizás, quizás africanos. Le gustaba que sus pezones se transparentaran por debajo de la blusa, y colgarse dos aros enormes en las orejas.

Atlas de geografía humana. Almudena Grandes

viernes, 6 de septiembre de 2019

Es agradable pasear bajo la lluvia

Es agradable pasear solo bajo la lluvia mientras se tiene algo triste en que pensar.
Santi

Introducirse así, sin haber sido invitado, en un grupo de gente alegre es mucho más difícil que ser aceptado en un grupo de gente triste. No es extraño. La tristeza necesita compañía, la alegría es más autosuficiente.

Otra vida por vivir. Theodor Kallifatides

sábado, 31 de agosto de 2019

Deseo

César Augusto Rincón González

Una hora... Le doy una hora. Una hora de retraso es lo máximo que una mujer puede soportar. Una mujer como yo, en todo caso. Una mujer felizmente casada, hermosa, considerada bella, deseable, deseada. Una mujer deseada por docenas de tipos... de los cuales puedo mencionar seis. Una mujer con un sombrero encantador y zorros encantadores, que espera desde hace media hora sentada en un banco de piedra, en una plaza de París, a un hombre impuntual, es algo vergonzoso, inconcebible. Es grotesco. Soy hermosa, elegante, deseada y grotesca, pero dentro de una hora y media todavía estaré aquí y, si él persiste en su retraso, pisotearé mi horrible sombrero y dejaré estas cochinas pieles en este banco. Y, si él persiste en su retraso, cuando llegue me desnudaré en esta plaza y le seguiré a pie por toda la ciudad.


Algunas lágrimas en el vino tinto. Francoise Sagan

Estoy leyendo relatos breves de esta autora francesa... y son estupendos, me encantan. Tienen una originalidad y una sinceridad conmovedoras. Me gusta también la manera de poner los títulos, dándole protagonismo a un hecho o detalle mínimo que ocurre en el relato pero que desencadena toda la historia... Aquí os pongo el comienzo de Algunas lágrimas en el vino tinto, y tengo que decir que es la mejor y más sencilla descripción de la emoción de la pasión que he leído nunca. En fin, que Sagan me cae muy bien y la recomiendo, no está de moda pero su lectura es necesaria... y Francoise es una flor encantadora.
Adiós agosto, adiós...

viernes, 30 de agosto de 2019

Tu mirada es el paisaje (CXXIX)

Clara Gómez

Harry bebía su segunda Coca-Cola cuando Birgitta apareció; eran las nueve y media. Llevaba un vestido de algodón blanco sencillo y el cabello rojo recogido en una impresionante coleta.
-Empezaba a temer que no vinieras -dijo Harry.
Lo dijo en tono de broma, pero iba en serio. Había comenzado a temerlo desde el momento en que quedaron en verse.
-¿De verdad? -preguntó ella en sueco.
Le dirigió una mirada traviesa a Harry, quien se dijo que esa noche iba a pasárselo en grande.

El murciélago. Jo Nesbo

lunes, 26 de agosto de 2019

Otra vida por vivir

Rob Adams

Nadie atraviesa un ancho río sin mojarse los pies.


Otra vida por vivir. Theodor Kallifatides

Este verano he descubierto a este autor, Theodor Kallifatides, que, para mayor placer ha llegado a mis manos como regalo de una amiga. Se trata de un pequeño libro, un libro joya, tierno y contundente, escrito con una prosa sencilla y cálida aunque profunda. Me gusta mucho: lo recomiendo. Se lee en un rato y da que pensar, permanece en nuestro pensamiento; para los que estamos en edad de madurez, más aún.

sábado, 24 de agosto de 2019

Azul


Azul, azul, azul: tu espuma canta.


Mar como el mar. Emilio Prados

miércoles, 21 de agosto de 2019

Sostenibilidad

Lo más sostenible es
alargar la vida
de lo que ya existe.

sábado, 17 de agosto de 2019

La eternidad

Sara Graham 

Alrededor está la eternidad:
la atravesamos raudos
en este tren blindado que es el tiempo.


La aventura. Joan Margarit

jueves, 15 de agosto de 2019

Siguiendo tus pasos

Mi corazón va siguiendo,
cuando te vas acercando,
con acompasados golpes
el sonido de tus pasos.

Cancionero de mi tierra. Casilda de Antón del Olmet


miércoles, 14 de agosto de 2019

Una sonrisa sin reticencias

Caminaba junto a ella por senderos llenos de agua y de hojas secas, tendiéndole a veces la mano para evitar un charco. Entonces sonreía con una sonrisa sin reticencias.

El Gigoló. Francoise Sagan

sábado, 10 de agosto de 2019

Vida y decorado

Inma Banet

En vez de pensar en mi esposa, mis hijos y mis nietos, me sorprendí pensando en un viejo amor, y no porque mi familia no me importara y el viejo amor sí, sino porque ese idilio armonizaba con aquel decorado: con el viento, con el mar alebrestado y la ciudad. Nos gusta presumir de que nuestros sentimientos son auténticos. Con frecuencia lo son. Pero con la misma frecuencia son una puesta en escena de un gran director: el arte que nos rodea, los libros que hemos leído, los cuentos que nos contaban cuando éramos niños.


Otra vida por vivir. Theodor Kallifatides

El tesoro escondido en este párrafo es la palabra alebrestado, que no conocía, y que según la RAE:

1) Como sinónimo de alebrarse:
a. Echarse en el suelo pegándose contra él.
b. Acobardarse.
2) Estar alerta permanentemente.
3) Alborotarse, agitarse.
4) Enamorarse, prenderse de amor.
5) Alegrarse y ponerse en actitud de divertirse.

En el párrafo transcrito parece claro que se usa para indicar la agitación del mar...
La mayoría de las acepciones de la palabra hacen referencia a países sudamericanos, donde seguramente será más utilizada; aquí es la primera vez que me la encuentro, al igual que su sinónima alebrarse.

lunes, 5 de agosto de 2019

Ítaca otra vez

Pues sí. He tenido la suerte de recibir el libro del que os hablaba hace unos días.
Y de parte de la mejor regaladora de libros que conozco: Mª José, como regalo de cumpleaños.
Federico Delgado
Lo tengo entre mis manos, lo toco, lo miro, es un libro joya, con una buena traducción y unas preciosas ilustraciones de Federico Delicado. Contiene el poema de Cavafis y las ilustraciones, nada más. Y nada menos! Es un precioso regalo para cualquier persona a quien le guste la poesía, incluso para los niños, para leerles a ellos, para iniciarlos en el maravilloso camino a Ítaca.

domingo, 4 de agosto de 2019

Libertades

Es más libre el dinero que la gente.

El sistema. Eduardo Galeano

sábado, 3 de agosto de 2019

Tu mirada es el paisaje (CXXVIi)

Para Lucha era importante poseer las cosas antes de poder disfrutar de ellas.
Júbilo, por el contrario, era capaz de apropiarse del mundo tan sólo con la mirada. Podía disfrutar del olor de las gardenias sin importar que fueran del jardín del vecino o de la maceta de su casa. Sabía hacer suyas las penas y las desgracias ajenas. Sabía compartir los sueños de sus amigos y celebrar como propios los triunfos de los demás. Tal vez en eso radicaba su éxito como telegrafista. Al enviar un mensaje, lo hacía con todo el alma, como si actuara a título personal.


Tan veloz como el deseo. Laura Esquivel

viernes, 2 de agosto de 2019

Gorila

SON FASCINANTES, me encanta mirarlos.

El gorila es un animal
a poco más enteramente humano.
No tiene patas, sino casi pies,
no tiene garras sino casi manos.
Le estoy hablando a ustede
del gorila del bosque africano.

El animal que está a la vista,
a poco más
es un gorila enteramente.
Patas en lugar de pies
y casi garras en lugar de manos.
Le estoy mostrando a usted
el gorila americano.

Lo adquirió
nuestro agente viajero en un cuartel
para el Gran Zoo.


(El gran zoo). Nicolás Guillén

martes, 30 de julio de 2019

La fundación del querer

Pareja. Rufino Tamayo

La fundación del querer
es una suerte profunda.
Se funda lo que se quiere,
se funda lo que se busca.

La fundación del querer. Gerardo Diego

sábado, 27 de julio de 2019

¡Despierta!

¡Despierta, viento del Norte!
¡Despierta, viento del Sur!
Soplad en mi jardín, propagad sus aromas.
Haced que mi amado entre en su jardín
a saborear sus deliciosos frutos.

Cantar de los cantares del Rey Salomón. 4:12-5:1

sábado, 20 de julio de 2019

La tarde

La tarde
pegaba su cara a las vidrieras.
Vivíamos un verso antiguo.
Desde el fondo del cuarto
el espejo dialogaba con nosotros...


Hora. Lucía Sánchez Saornil

Tu mirada es el paisaje ( CXXVI)

Malcolm Liepke

No sabía que te gustara tanto la música, diría, tal vez ya sospechando, a punto de fijarse también en algunas variaciones sutiles y a la vez cautelosas en el vestuario, en la corbata, incluso en la simple manera de mirar. "Tú no te das cuenta, pero ya no miras como antes", le había dicho Susana, mirándose los dos en el espejo del lavabo, en casa de ella, los dos desnudos, despeinados, con un brillo idéntico de satisfacción y abandono en los ojos.

Plenilunio. Antonio Muñoz Molina

miércoles, 17 de julio de 2019

Mi primer libro de este verano

Promete. Y es un tochito de los que me gustan para el verano, parece muy suculento. Dedicado por la propia autora en la Feria del libro de Madrid. Regalo de jubilación de mis amigos y compañeros Julián y Marisa; lo completaron, además, con un marcapáginas con foto de Almudena en el instante de escribir unas letras para mí.


... la mañana prometía más tristezas que lluvia.

Los pacientes del Doctor García. Almudena Grandes


lunes, 15 de julio de 2019

Un poema para todos los públicos

Soy también las lecturas que no hago, por eso conservo las referencias y críticas literarias atrasadas y no leídas, incapaz de tirarlas a la basura; pienso que en esas páginas pacientes que esperan mis ojos, duerme un tesoro que en algún momento descubriré.
Y sí, acabo encontrándolos. Así me topé hoy con este que os traigo de un Babelia de 2015, que recomienda el libro Ítaca (Nórdica) ilustrado por Federico Delicado. Que el poema es una joya ya lo sabía, y el libro, aunque no lo conozco, se ve que es precioso... a lo mejor aún estamos a tiempo de encontrarlo...

Pero es que, además, la manera de presentar esta obra me ha encantado. Transcribo:
Federico Delicado

Ítaca es un poema que se lee como si te lo recitaran al oído. No hace falta conocer a Homero ni saber de las aventuras y desventuras de Odiseo. No hace falta saber que Odiseo, rey de Ítaca, partió a luchar contra los troyanos en una guerra que duraría 10 años y que luego regresó a su isla, donde le esperaban su mujer y su hijo, en un viaje que se demoró otros 10 años... La Ítaca que escribió Cavafis se parece al sonido del viento atrapado en un bosque. El viento es Homero, pero el rumor que escuchamos cuando nos adentramos entre los árboles son las palabras de Cavafis. Ítaca habla de lo que significa la vida: los placeres, los peligros, el valor, el miedo, la sensualidad. También habla de la muerte como destino.
El País Babelia, 19-12-2015
Me atrevo a dedicar este post a mi querida amiga Mª José, que sabe de odiseas, de cavafis y de ítacas muchísimo más que yo, de hecho es mi iniciadora: gracias a ella amo este poema, porque vi en sus manos un libro como el de la foto y deseé inmediatamente tener yo en las mías otro igual... aunque de todo esto hace ya muchos años, casi tantos como dura el viaje de Odiseo. 
Alexander Jansso

Cuando emprendas tu viaje a Ítaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al colérico Posidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los lestrigones ni a los cíclopes
ni al salvaje Posidón encontrarás,
si no los llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante ti.
Montes de la Axarquía

Pide que el camino sea largo.
Que sean muchas las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos antes nunca vistos.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes sensuales,
cuantos más abundantes perfumes sensuales puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender, a aprender de sus sabios.
Rufino Tamayo

Ten siempre a Ítaca en tu mente.
Llegar allí es tu destino.
Mas, no apresures nunca el viaje.
Mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguardar a que Ítaca te enriquezca.

Ítaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.
Aunque la halles pobre, Ítaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Ítacas.

Ítaca (pág. 100) C.P. Cavafis. Poesía completa

Mi regalo de hoy es el reencuentro con Ítaca, tan dulce y alentador que deberíamos leerlo en voz alta, declamarlo, todos los días: seríamos mejores y más felices.