lunes, 18 de diciembre de 2017

Mariposas en mi techo

Raquel Marín

Mi sueño lejano y recurrente (lejano porque lo alimento desde hace años y recurrente porque me urge, siempre incumplido, en cada una de las fiestas navideñas), es dejar pasar estos tópicos días rodeada de paisaje inexplorado y de personas desconocidas, nuevas a mis ojos. 
A tan deseado destino acarrearía como equipaje, poesía y amor... aunque esos mimos también los tengo aquí, en la mecedora de siempre, así que... otra navidad será. Soy de fácil conformar.
Eva Vázquez

El universo es mío desde que tú te hiciste
techo de mariposas para mi corazón.

Es tan azul el aire cuando mueves tus alas
que el vuelo nace eterno en repetida ola sin cansancio.


Azul de tierra en ti. Julia de Burgos

4 comentarios:

Emilio Manuel dijo...

¡¡Oh, cuanto tiempo!!.

Tampoco hay que hacerse sangre con la Navidades, solo hay que dejarlas pasar, ya vendrán otras.

Saludos

Índigo dijo...

Si, es cierto, si al final es mucho fun fun y luego tampoco es tanto. Gracias por tu comentario... y FELIZ NAVIDAD!!

Toy folloso dijo...

....dejar pasar estos tópicos días rodeada de paisaje inexplorado y lejos de las consabidas broncas con los cuñados....

Fackel dijo...

Se puede pasar del tópico, se debe, se pasa.

Descubro tu blog, me asombra que lleve más de once años de existencia.

Perteneces al no amplio club de resistencia y, como dicen ahora, de resiliencia.

Te saludo y que el año sea grato.